Guía de Lectura: “San Manuel Bueno, mártir” [Segunda Parte]

Publicado: febrero 21, 2010 en Uncategorized
  1. En este punto de la novela, Ángela quiere retratar a don Manuel cuando ella lo conoció como niña de dieciséis años. Ella termina sintiéndose profundamente consolada después que se les escapa unas lágrimas.
  2. Ángela descubre que don Manuel no cree en el demonio a partir de sus confesiones con él. Ella se pone a pensar de cuando la madre de don Manuel se tiro al suelo gritando “Hijo mío!” cuando el exclamo las palabras de Jesucristo: “Dios mío, Dios mío! Porque me has abandonado?”. Este recure de las palabras de Jesucristo antes de su pasión y muerte definen a don Manuel de modo paradójica. Cuando Ángela le pregunta si cree en el cielo, el contesta que sí, pero en el cielo que vemos. Cuando ella replica diciendo que todos tienen que creer en el Infierno como en el cielo, la contesta bruscamente que sí, que tienen que creer todo lo que ensena ‘la Santa Madre Iglesia Católica Apostólica Romana’.
  3. Un día vuelve al pueblecito el hermano de Ángela, Lázaro, quien es de ideas progresistas y anticlericales. Al llegar el dice : “Civilización es lo contrario de ruralización. Aldeanerias no! , que no hice que fueras al colegio para que te pudras luego aquí, entre esto zafios patanes.” Habla mucho de los viejos lugares comunes anticlericales y hasta antirreligiosos y progresistas del Nuevo Mundo. El describe la vida rural como ‘feudal’, que para él es un término con connotaciones de temor y espanto.
  4. Confrontado con la muerte de la madre de Ángela y Lázaro, don Manuel se dedica a “convertir” a Lázaro a la religiosidad. Lázaro puede ver que don Manuel no es como todo los otros sacerdotes, porque es ‘demasiado inteligente para creer todo lo que está enseñando’. Pero en los ojos de Lázaro esto no lo convierte en hipócrita, si no que es parte de su trabajo. Don Manuel le dice a Lázaro que le tiene que prometer a su mama agonizante que va rezar por ella, así tiene que cumplir con su promesa. Últimamente don Manuel alcanza convertir a Lázaro, así creando otro paralelo entre el sacerdote y Jesucristo como Jesús tuvo un amigo llamado Lázaro quien alcanza resucitar, de la misma manera que crea una nueva vida para el hermano de Ángela a través de la religión.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s